El Toll del Vidre de Arnes es una de las piscinas naturales más populares de la provincia de Tarragona. A ver, ¿qué tiene para ser tan especial?

Por una parte, es muy fácil llegar hasta ella. De hecho, son tantas las personas que la visitan que el ayuntamiento regula el acceso en los meses de verano.

Por otra parte, el Toll del Vidre goza de aguas cristalinas, de ahí tanto su nombre como que se llene de bañistas que escapan de las altas temperaturas.

Eso sí, hay vida más allá de la poza. Una de las partes más bonitas está al final del recorrido, cuando caminas por un desfiladero parecido a Els Estrets.

No todo va a ser senderismo. Después de la ruta puedes visitar Arnes, de la misma manera que Horta, uno de los pueblos más bonitos de Tarragona.

Ficha técnica del Toll del Vidre

Dificultad física

Según la calculadora de dureza del Método SENDIF, la ruta al Toll del Vidre es de dificultad moderada. Eso siempre y cuando hagas el recorrido tal y como yo propongo.

En el caso de que quieras hacerla todavía más fácil, ve y vuelve de la poza por el mismo lugar. Te saldrán 4 kilómetros y escasos metros de desnivel positivo o subida.  

¿Quieres un consejo?

Ya que estás aquí, anímate y haz la ruta completa. La parte más dura físicamente está justo después del Toll del Vidre. Toda la subida se concentra en el Coll de Xertó.

En un kilómetro y medio salvarás 150 metros de desnivel positivo. Para cansarte lo menos posible, modera el ritmo y haz uso de los bastones de senderismo.

Dificultad técnica

Tal y como decía antes, la ruta hasta el Toll del Vidre carece de dificultades. De hecho, el acceso a la piscina natural se hace mediante una escalera de obra.

Las pocas complicaciones que hay están en el Coll de Xertó. Que haya desnivel en poca distancia significa que te encontrarás con pendientes pronunciadas.

Todo lo que sube, baja. Una vez en el cuello de la montaña, te tocará descender la altura ganada. Es fácil resbalarse si prestas un mínimo de atención.

Finalmente, en el desfiladero formado por el río de Les Valls, hay un par de pasos en los que puede impresionar la caída que hay a la izquierda. ¡Ve con ojo!

DSC02475
El Toll del Vidre d'Arnes

Cómo llegar al punto de inicio

Ve por la T-333 y accede a Arnes por la Calle Aragón. Continua la macha hasta la pista asfaltada que sale a la derecha. Hay 7 kilómetros hasta el Toll del Vidre.

Encontrarás diferentes zonas de aparcamiento, entre las que está el Aparcament de les Valls. Yo aparqué en él, pues el sendero de vuelta concluye justo aquí.

Ten en cuenta una cosa…

El acceso al Toll del Vidre de Arnes está regulado desde 2021 por el ayuntamiento del municipio con el objetivo de evitar masificaciones. ¿Qué debes saber?

Por un lado, en que el número de coches que pueden acceder a la zona es limitado; por otro lado, en que debes abonar un mínimo de 5 euros por estacionar.

Estos datos están en los paneles informativos del camino. Recuerda que el importe solo se puede pagar en efectivo y varía en función del tipo de vehículo.

Cómo llegar al Toll del Vidre

Toma la pista forestal. En la primera bifurcación sigue por la izquierda en dirección al Toll del Vidre. Continua y llegarás hasta los paneles informativos de la poza.

Pero… ¿Dónde está la piscina natural? Ve por la derecha y encontrarás unas escaleras que dan acceso a ella. Después, deshaz el sendero hasta el cruce.

La opción fácil es volver por el mismo lugar, nosotros alargaremos en dirección al Refugi del Mas de Damià. Sí, ha llegado el momento de hacer la subida del día.

¿Te animas?

Pocos metros después, la pista forestal cruza un río. A mano izquierda hay un sendero paralelo marcado con unas estrellas azules. Ése es el camino que buscas.

Estas marcas son de la travesía Estels del Sud. Te serán de mucha ayuda por lo menos hasta el Coll de Xertó, punto a partir del que comienza el descenso.

Ya en el Valle de Cuniller, encontrarás un panel. Ve rumbo a Arnes. A la izquierda quedará el Riuet de les Valls; a la derecha, la impresionante Roca Grossa.

DSC02547
Cauce del riachuelo de les Valls

Puntos de interés de la ruta

El Toll del Vidre d’Arnes

Es el principal punto de interés de la ruta. Esta poza, una de las más populares del Parc Natural dels Ports, se llama así gracias a sus aguas cristalinas.

Como sucede con los ríos y saltos de agua, cuanto más haya llovido, más atractivos son. Por eso vale la pena visitar el Toll del Vidre en los meses húmedos.

El Riuet de les Valls

Hay vida más allá del Toll del Vidre. Una de las partes más bonitas está en la última parte de la ruta. Es un desfiladero que te recordará a Els Estrets d’Arnes.

A ambos lados tendrás imponentes rocas. En el medio estarás tú y un tímido curso de agua que a su paso crea pozas en las que parece que la gente se baña.

Horta de Sant Joan

¿Te has fijado en Horta de Sant Joan de camino a Arnes? Muchos creemos que es uno de los pueblos más bonitos de toda la provincia de Tarragona.

A mí me recuerda a Capafonts, en Muntanyes de Prades, porque está situado en una colina. Por cierto, en él estuvo ni más ni menos que Picasso.

Fotos del Toll del Vidre

El Camí de Ronda de Salou es un sendero que recorre la costa del municipio, desde Els Pilons hasta el faro. ¡La verdad es que más bonito no puede ser!

Es un encuentro con la belleza natural de Salou. Sí, yo soy más de montaña, pero me paré un montón de veces a disfrutar de sus numerosos miradores.

El Camí de Ronda era utilizado, por una parte, por la policía para hacer la ronda y, por otra parte, por los marineros para volver en caso de naufragio.

Y sí, de ahí viene su nombre.

La ruta, como no puede ser de otra manera, conecta las múltiples playas de la localidad. Son tantas que llega un momento en el que pierdes la cuenta.

Además, aunque el recorrido es asequible, existe la posibilidad de abandonarlo antes de la parte más difícil. Vaya, que puedes decidir sobre la marcha.

Con todo esto, no es de extrañar que el Camí de Ronda de Salou sea una las rutas más populares de la Costa Daurada. ¿Será una de tus favoritas?

Ficha técnica del Camí de Ronda de Salou

DSC01449
Els Pilons de Salou

Dificultad física

Según la calculadora de dureza del Método SENDIF, el Camí de Ronda de Salou es una ruta de dificultad moderada. Eso sí, hay que hacer una aclaración.

La salida pasa a ser de dureza fácil si abandonamos el camino en el final del primer tramo. En ese caso, caminarás 2 kilómetros de ida más los de vuelta.

Entonces, ¿dónde está lo más duro? Pues en las múltiples escaleras. Si completas todo el recorrido, te acordarás de las que hay en Cala Crancs jejeje.

Ojo, es una dureza asequible, incluso para los más pequeños de casa. Teniendo en cuenta que hay muchos y bonitos miradores, cada escalón merece la pena.

Dificultad técnica

Este es uno de esos casos en los que hay poco que añadir en la dificultad técnica. Tenemos que ser muy meticulosos como para destacar las dificultades.

El camino está acondicionado hasta Replanells. Se encuentran bancos, barandillas y senderos bien cuidados. Las pocas complicaciones que hay están después.

La segunda parte arranca en el final del primera y concluye en el faro. Es más difícil técnicamente porque hay tramos de camino natural no acondicionado.

Eso significa que, por un lado, es más fácil salirse del camino y, por otro lado, que el terreno es un poco más complejo. Pero eso es ponerse muy puntilloso.

DSC01554
La Playa Larga de Salou

Cómo llegar al punto de inicio

No seré yo quien descubra cómo llegar hasta Salou, pero sí quien te recomiende dónde aparcar. La máxima es evidente, cuanto más cerca del verano, más difícil será.

La buena noticia es que no es necesario pagar por aparcar. Como se trata de una ruta más o menos urbana, puedes dejar el coche en cualquier punto del itinerario.

Si quieres empezar a caminar desde Els Pilons y no te importa pagar zona azul, el municipio dispone de dos zonas de aparcamiento. Están en el paseo Jaume I.

En el caso de que vayas con niños, mi consejo es que pagues y hagas solo el primer tramo. Si os sabe a poco y os pica el gusanillo, siempre podéis continuar.

Cómo seguir el Camí de Ronda de Salou

No hace falta ser un lince para seguir el Camí de Ronda de Salou: las señales son generosas y la oficina de turismo creó un mapa para que no haya perdida.

Una zona que genera confusión es la llegada a la Patja Larga, pues hay varias posibilidades. Tú sigue el paseo marítimo que discurre paralelo a la playa.

De la misma manera, cuando abandones el camino acondicionado, presta atención para permanecer en el camino. Yo dudé estando cerca de Cala Crancs.

Además, fíjate bien en la hora, ya que el mirador del faro está abierto de acuerdo con un horario. Se abre a las 10 de la mañana y se cierra con la puesta de sol.

Puntos de interés del camino de ronda

DSC01701
Mirador del faro de Salou

Las playas y calas

Sería muy difícil quedarse solo con una de las playas o calas, pues hay un montón. La Platja del Capellans, la Llarga o Cala Crancs son las más conocidas.

Yo hice la ruta en otoño. Entiendo que en verano puede ser un recorrido pesado por las aglomeraciones de gente no tanto en el camino como en las playas.

El lazareto de Salou

¿Cuántas veces habrás pasado por aquí sin darte cuenta de esto? Las pasarelas de madera anteriores a Capellans pasan por el lazareto o castillo de Salou.

Construida en 1829, la edificación acogía a los tripulantes de embarcaciones que supuestamente eran portadores de enfermedades. Qué sorpresa, ¿no?

La Sierra de Llaberia

Me gusta hacer este Camí de Ronda de Salou por sus vistas. Tendrás una panorámica preciosa de la Sierra de Llaberia, sobre todo de La Miranda y de La Mola.

Esta visión te acompaña a lo largo de todo el itinerario. La primera vez que podrás disfrutarla es en el mismísimo principio, en concreto, en Els Pilons.

El mirador del faro

Todo esfuerzo tiene su recompensa. El mirador del faro es un paseo de pasarelas de madera. Son muchas las personas que se acercan a la zona solo por él.

Es muy importante que tengas en cuenta su horario de apertura. Lo abren a las 10 de la mañana y lo cierran con la puesta sol. Por tanto… ¡Mira bien la hora!

Fotos del Camí de Ronda de Salou

El Bosc de les Bruixes de L’Argentera es una ruta de senderismo para familias, de la misma manera que lo son la Roca Foradada de Prades o el Bosc Pintat de Poblet.

Como su propio nombre indica, se encuentra en el término municipal de L’Argentera, en concreto, en un bosque que estaba habitado por familias carboneras.

La verdad es que es una zona mágica.

La visité un domingo al amanecer, cuando todavía había nadie en el lugar. No sé si era por la luz, pero desde luego sentí que era un sitio con encanto.

Mire por donde se mire, el Bosc de les Bruixes está llamado a convertirse en una ruta familiar por excelencia, entre otras cosas, por su accesibilidad.

Solo hace falta tener algo de paciencia, pues hay que subir casi 300 metros de desnivel, como en Els Gorgs de La Febró. No es nada del otro mundo.

Que dices, ¿te animas a visitarlo?

Te cuento cómo llegar hasta el Bosc de les Bruixes de L’Argentera. Presta atención a mis indicaciones. Si te sales de la ruta, quizá te encuentras con las brujas del bosque.

Ficha técnica del Bosc de les Bruixes

Dificultad física

De acuerdo con el Método SENDIF, la ruta al Bosc de les Bruixes es de dificultad moderada. Llama la atención porque, al fin y al cabo, se recomienda a familias.

¿Hay que preocuparse? Sí y no. La mayor parte del recorrido está formado por pistas anchas con una pendiente llevadera. Sin embrago, se pueden hacer pesadas.

Si vas con niños o personas que apenas salgan a caminar, es probable que se aburran en el camino de ida. Por suerte, el Bosc de les Bruixes cura todos los males.

Dificultad técnica

Como en casi todas las rutas familiares, la dificultad técnica es mínima. Ahora bien, al fin y al cabo, estamos en la montaña, así que te diré los pasos más complicados.

Antes y después del Bosc de les Bruixes encontrarás tramos breves y estrechos. Si haces la ruta en el mismo sentido que la hice yo, te parecerán más facilones.

Antes de llegar a la zona de las brujas, en este estrechamiento, hay un gran bloque de piedra en el camino. No es un problemón, basta con que apoyes la mano.

DSC01386

Cómo llegar al pueblo de L’Argentera

Esto no tiene mucho misterio. Ve hasta Riudecanyes y bordea el pantano hasta Duesaigües. Entra en el municipio y sigue las indicaciones hasta L’Argentera.

Una vez que veas la localidad, modera la velocidad. A la izquierda verás que hay un aparcamiento municipal. Ten cuidado, la curva que da acceso es muy cerrada.

¿Vas con niños?

He visto que muchas personas dejan el coche cerca de Mas d’en Riba. Supongo que lo hacen así para recorrer la ruta al revés y ahorrarse una parte de la subida.

A mí me parece que la ruta es más difícil de esta manera. De todas maneras, es buena idea si se va y vuelve por el mismo camino en lugar de hacer una circular.

Cómo llegar al Bosc de les Bruixes

Sube por la bajada del aparcamiento y entra en el pueblo. Sigue las señales que anuncian el Bosc de les Bruixes, el sendero es el Gran Recorrido 7 (GR-7).

Presta atención a las marcas blancas y rojas. Deberás seguirlas hasta Els Estrets. Ahí toma el camino el sendero de la izquierda que nos lleva por el Barranc Reial.

El camino se estrechará a medida que te acerques al bosque de las brujas. Una vez en él, explora la increíble Cova del Cinto y todas las casas de las hechiceras.

Hazme caso, presta atención o te pasarás la mitad de largo jeje. Cuando estés, sigue la señal que te llevará a L’Argentera pasando por Les Roques de Segarresses.

Después dejarás una masía a la derecha, es el Mas d’en Riba, que está metros antes de la T-343. Sigue la vía a mano izquierda y estarás de nuevo en L’Argentera.

Puntos de interés del Bosc de les bruixes

DSC01402

El pueblo de L’Argentera

L’Argentera es uno de los pueblos de Tarragona con más encanto. Tanto es así que sería pecado ir al Bosc de les Bruixes y aparcar fuera de su núcleo de población.

Joaquim Santasusagna, describiendo el entorno y la población, decía que cautiva por su verdor, sus calles y portales floridos y el omnipresente murmullo del agua.

Els Estrets

No hay que confundirlos con Els Estrets de Els Ports. Este estrechamiento era aprovechado por los bandoleros para saquear los carruajes que lo cruzaban.

El paisaje cambia a partir de Els Estrets. La Sierra de l’Argentera i de Pradell están al alcance de la mano. Son un reclamo para quienes quieran buenas vistas.

El Bosc de les Bruixes

Es el protagonista de la ruta. El Bosc de les Bruixes era el hogar de familias carboneras. Hoy es utilizado como un reclamo turístico para los más pequeños.

A parte de ver la Cova del Cinto, a la que puedes entrar, visita las casas de las brujas del bosque encantado. Eso sí, ten cuidado no vaya a ser que te den un susto…

El Castell de Escornalbou

A lo largo de toda la ruta encontrarás diferentes miradores panorámicos de la costa dorada. En el horizonte divisarás el Castell de Sant Miquel d’Escornalbou.

Es fácilmente reconocible por la forma piramidal de su montaña. En la cima está la ermita de Santa Bárbara, uno de mis miradores favoritos de la provincia.

Les Roques de les Segarresses

En el camino de vuelta, antes del Mas d’en Riba, te toparás con la boca de una mina. Camina una decena de metros y date la vuelta, ahí están estas singulares rocas.

Desde el Bosc de les Bruixes hay piedras en el suelo con diferentes mensajes. Uno de ellos, precisamente, te invita a girarte para que disfrutes de estas formaciones.

Fotos del Bosc de les Bruixes de l'Argentera

El Molló Puntaire es uno de los picos que se ven desde la carretera de camino al sur de Tarragona. Se trata de un mirador excepcional de la costa y del interior.

Cuántas veces habré fantaseado, de camino a Terres de L’Ebre, con perderme por estas montañas. Finalmente me atreví y empecé coronando su punto más alto.

Ése es el Molló Puntaire.

Las montañas de Mestral están formadas por la Sierra de Llaberia y la Sierra de Tivissa-Vandellòs. Precisamente, esta segunda es una gran desconocida.

Puedo contar con los dedos de una mano las personas que encontré visitando el Molló Puntaire. Esta soledad, unida a las vistas, transmite calma y tranquilidad.

La ruta no es difícil como para justificar la ausencia de visitantes. De hecho, el tramo más complicado apenas dura un kilómetro. Vaya, que hay ninguna excusa.

Además, las vistas son increíbles. Nada más empezar disfrutas de una bonita visión de la Sierra de Llaberia y, desde el Molló Puntaire, ves la costa y el Delta.

Es una ruta que agradecerás si estás buscando visitar nuevos lugares. Eso fue lo que me pasó a mí: creía haberlo visto todo y me llevé una grata sorpresa.

Ficha técnica del Molló Puntaire

Dificultad física

La calculadora del Método SENDIF establece que la dificultad de esta ruta al Molló Puntaire es moderada. No es nada que no puedas superar con un poco de paciencia.

La buena noticia es que la parte difícil está concentrada en un único kilómetro. ¿Dónde? Después del Coll de la Basseta, así que te habrá dado tiempo de calentar.

El resto de la ruta es bastante fácil. La otra subida destacable es el Tossal de Penjabudells o Puigbodell. El camino no pasa por la cima, en su lugar, la rodea.

Dificultad técnica

De la misma manera que la dificultad física, la dureza técnica se concentra en el final. Entonces, el camino es algo confuso a pesar de que la cima está a la vista.

Los últimos metros pueden impresionar por su verticalidad. Esto no es tan evidente en la ida como en la vuelta. Uno no es muy consciente de a dónde está subiendo.

Es verdad que no hay trepada, pero en algún punto será de ayuda poner la mano en las rocas para progresar con mayor seguridad. Eso sí, no es imprescindible.

Te recomiendo llevar pantalón largo. La vegetación te arañará las piernas, como me pasó a mí. Además, en la cima del Molló Puntaire puede que haga algo de frío.

La costa vista desde el Molló Puntaire
La costa vista desde el Molló Puntaire

Cómo llegar al punto de inicio

Existen 2 opciones: o bien sales de Vandellós o bien del mirador que hay junto a las antenas. Esta ruta está pensada para esta última opción, que es la más fácil.

En cualquier caso, podrías aparcar en el pueblo y subir hasta la zona a través dels Graus de Vandellòs. Es una subida parecida al Camí de les Campanilles de Vilaplana.

Entendiendo que no te complicas la vida, circula por el Camí dels Dedalts hasta que puedas girar a mano derecha y conectes con el Camí dels Repetidors.

Justo aquí hay una zona en la que podrás aparcar junto a un mirador desde el que verá la Sierra de Llaberia. Fíjate bien, en el horizonte está el Mont-redón.

Ten en cuenta esto:

Se trata de una vía estrecha de un único carril y con pendiente. La buena noticia es que hay un par de ensanchamientos por si te encuentras a otro vehículo.

Es un lugar solitario. Siempre he ido al Molló Puntaire en verano y jamás he coincidido con más coches en la carretera. ¡Y doy las gracias de que fuera así!

Cómo llegar al Molló Puntaire

Deshaz parte del camino en coche, hasta el panel de señalización. Gira a la derecha en dirección al Coll de la Basseta. Estarás caminando por el PR-C 92.

En pocos minutos encontrarás un cruce de caminos. El GR-192 viene de la izquierda, tómalo girando a la derecha. Bordearás la colina del Tossal de Penjabudells.

Después de subir algunos metros, irás perdiendo altura por un camino que corre paralelo a una pista forestal. Ambos coinciden en el Corral de Ca la Torre.

Abandona el GR, sigue por el PR-C 92 hasta la Font de Navaies. Encontrarás un panel que indica el camino al Piló o Molló Puntaire, Abandona el PR-C.

Te quedará poca distancia hasta la cima. Visitarás el Bolet, una formación rocosa que recuerda a una seta. Pasa junto a ella y haz cima en el Molló Puntaire.

Los Dedalts de Vandellòs
La Sierra dels Dedalts de Vandellòs

Puntos de interés en la ruta

Las tierras de Mestral

Si esta no es tu primera cima en tierras de Mestral, mira a tu alrededor. Disfrutarás de una vista singular de la Sierra de Llaberia, sobresaliendo Mont-Redón.

Es probable que las nubes cubran la sierra y limiten tu visión de la costa. Con un poco de suerte, observarás el litoral de la costa dorada y el mismísimo Delta del Ebre.

El Molló Puntaire

Con 728 metros de altura, el Molló Puntaire es el punto más alto de las Muntanyes de Tivissa-Vandellós. Está a pocos kilómetros del pico del Tossal de L’Alzina (713m).

En la cima encontrarás un vértice geodésico. Es uno de los muchos que hay repartidos a lo largo de toda Tarragona, como en el Tossal de la Baltasana de Prades.

El pueblo de Castelló

Castelló es un pueblo abandonado. Está bastante cerca del Molló Puntaire. Es más, si sales de Vandellós, puedes pasar por él antes de volver al punto de inicio.

Eso significaría extender la ruta hasta los 18 kilómetros. Mi recomendación es que lo visites antes de volver a casa. ¿Por qué? Porque es el escenario de un belén.

Fotos de la ruta al Molló Puntaire

El Mont Caro es la cima más alta de la provincia de Tarragona. Con su elevación de 1.441 metros, es un mirador con una vista panorámica increíble.

Desde el coloso de les Terres de L’Ebre, verás desde Los Pirineos hasta la isla de Mallorca. Eso, por supuesto, sin contar el mismísimo Delta de L’Ebre.

Son unas vistas preciosas, sí, pero se hacen de rogar. Desde el Barranc de La Caramella hasta la cima del Mont Caro subirás más de 1.200 metros.

Es con diferencia la ruta más difícil de Camino con Santiago desde el punto de vista físico. Es un reto para cualquiera que se considere senderista.

Pero sí, se puede hacer trampa.

Hay una forma mucho más fácil de subir a la cima del Mont Caro, desde su refugio. Sin embargo, esta es la vía clásica, ascender desde la base del coloso.

¿Has subido a Vilaplana desde La Mussara? Pues son rutas muy parecidas. Suben sin tregua poniendo a prueba la resistencia de tus piernas.

Si te gusta la aventura, estás buscando un reto y quieres subir al techo de Tarragona, el Mont Caro te espera. ¿Te atreves a coronar su cima?

Ficha técnica del Mont Caro

Consideraciones

Uno no puede, o por lo menos no debería, subir el Mont Caro como quien va de paseo a la Font de la Llúdriga. Sería una gran irresponsabilidad.

Quemamos calorías por el mero hecho de existir. Por esta razón, debemos satisfacer las necesidades del cuerpo a lo largo de la ruta.

Como verás a continuación, se trata de una ruta muy exigente físicamente. Una buena alimentación prevendrá que padezcas una pájara.

¿Qué tener en cuenta?

En primer lugar, la escasez de fuentes de agua en el recorrido. Es crucial que tengas en cuenta cómo te hidratarás y cada cuánto tiempo lo harás.

En segundo lugar, comprueba la previsión meteorológica. Yo elegí un día nublado de agosto. Así reduje la cantidad de agua que llevaba.

El Delta desde la cima del Mont Caro
El Delta desde la cima del Mont Caro

Dificultad física

Lo repito: la subida al Mont Caro es la ruta más difícil de Camino con Santiago, No lo digo yo, sino SENDIF, su grado de dificultad es muy exigente.

Todas las rutas que en la calculadora obtienen más de 1.200 puntos son las llamadas “muy exigentes”. Este itinerario obtiene 2.066 de puntuación.

A mí me ha recordado a las palizas que te pegas subiendo a los 3.000 del Pirineo. Por ejemplo, el Monte Perdido, el Taillón o la Pica d’Estats.

Por todo lo anterior, echa mano de los bastones para aliviar la fatiga muscular. Lo importante no es coronar el Mont Caro, sino volver de una pieza.

Una buena manera de medirse es subiendo a La Mussara desde Vilaplana, pero dos veces en lugar de una. Así coinciden la longitud y el desnivel.

Dificultad técnica

Antes de subir el Mont Caro, consulté qué decían senderistas que ya lo habían hecho. Me llamó la atención que nadie hablaba de la dificultad técnica.

Después de haberlo hecho, te digo que sí: hay dificultades técnicas. Las más evidente son las pendientes pronunciadas a lo largo de todo el recorrido.

No hay que ser muy listo para darse cuenta. Con 1.300 metros de desnivel positivo en 8,5 kilómetros, la pendiente media de la subida es del 20%.

Por otra parte, algunos tramos presentan terreno complejo. Eso, sumado a las pendientes pronunciadas, impide que la bajada se pueda hacer corriendo.

También hay algunos tramos en los que hay que valerse de las manos. Son sólo algunos pasos, pero es importante saberlo antes de la excursión.

De la misma manera, ten en cuenta que en la cima puedes tener frío. Mete en la mochila algo de abrigo. Mi recomendación es un cortavientos.

Vistas de la planicie de Tortosa y el Delta del Ebre
Vistas de la planicie de Tortosa y el Delta del Ebre

Cómo llegar al punto de inicio

El punto de inicio es la zona de aparcamiento del Barranc de La Caramella. El primer problema es que la cuesta hasta él está en mal estado.

Yo fui con un coche bastante alto y decidí no probar suerte. Una opción es aparcar en la curva que da acceso a él. ¡Déjalo pensando en los demás!

Tampoco es mucho mejor el último tramo del camino por el que conducirás. Es estrecho y, si te encuentras a un vehículo de cara, requiere paciencia.

Mi recomendación es que madrugues. Para evitar complicaciones, déjate guiar por Google Maps. Dile que quieres ir al "Barranc de La Caramella".

Cómo llegar a la cima del Mont Caro

A pesar de que no hay paneles que señalicen el camino, sí son abundantes las marcas de color rojo. Presta atención, están por todas partes.

En un par de ocasiones, encontrarás chapas grabadas en el suelo. Están insertadas en los cruces, durante los primeros kilómetros.

Desde el aparcamiento de La Caramella, ve a Casa de Carvallo. En el kilómetro 1,8, coge el sendero llamado “drecera” en la chapa.

Sigue caminando, en el kilómetro 2,5 encontrarás otra chapa. Esta indica la bifurcación desde la que puedes ir a La Mola Castellona.

El próximo cruce está en el Coll de Les Escaletes, las pendientes pronunciadas que están rodeadas de vegetación. Ve a mano derecha.

Después de tener una buena vista de las antenas del Mont Caro, llegarás a una bifurcación con un panel. Toma el sendero al Coll del Vicari.

Y esto ya está. Te cruzarás con la carretera. Observa que hay un sendero que evita que camines por ella. Ya estás a un paso de la cima.

DSC01109
Mirador de la cima del Mont Caro

Puntos de interés del Mont Caro

La Caramella

En La Caramella se recogen las aguas de los barrancos del Rincón de la Gralla y del propio Barranco de La Caramella, creando piscinas naturales.

Junto con Els Estrets y el Toll Blau, es uno de los pocos lugares de Els Ports en los que el agua es la protagonista. Es un lugar con una historia.

La construcción de los pequeños embalses la dirigió el ingeniero francés Jules Carvallo. De ahí que la casa que hay se llame “Casa de Carvallo”.

Aunque hoy esté de cualquiera manera, hubo un tiempo en que ejercía de sala de máquinas desde la que se bombeabar las aguas hasta Tortosa.

La fauna de Els Ports

No sé si será siempre así, pero no encontré a nadie hasta cruzarme con la carretera del Mont Caro. Esa soledad me impresionó sobre manera.

Algunos senderistas se han encontrado con cabras montesas. Yo no tuve suerte. Solo conté un sapo, una manada de buitres y una serpiente.

He leído que en Els Ports viven especies que no lo hacen en ningún lugar del mundo. Presta atención, aquí vivirás la naturaleza en estado puro.

La cima del Mont Caro

El Mont Caro es el coloso que domina la planicie de Tortosa. Es inconfundible por las dos antenas que presiden su cumbre, como en La Mussara.

En su punto más alto, ofrece un flamante mirador desde el que disfrutar de sus bonitas vistas. Es bastante visitado, pues se puede aparcar al lado.

A este mirador se le ha dotado de paneles de interpretación. Aprenderás más de la fauna de Els Ports e identificarás qué están viendo tus ojos.

Fotos de la ruta

Este día ni presté demasiada atención a la cámara ni el día se prestaba a la fotografía. En cualquier caso, puedes hacerte una idea de cómo es.

La Mola d’Estat o Mola dels Quatre Termes (1.117m) es uno de los puntos mas altos de las Muntanyes de Prades. ¡Y qué bonitas son las vistas que nos ofrece!

Desde su cima, en la que destacan sus singulares Tres Creus, tendrás una visión panorámica de Els Motllats, desde el pueblo de Capafonts hasta Mont-Ral.

En todas mis visitas a La Mola d’Estat, he vuelto con la sensación de que esta zona es un remanso de paz. Mi experiencia me dice que es un lugar menos frecuentado.

¿Eso es algo malo?

Por supuesto que no. Teniendo en cuenta la masificación de lugares como Els Gorgs de La Febró, esta es una ruta ideal para quienes buscan algo de tranquilidad.

Además, coronarás la Mola d’Estat desde Rojals, uno de los pueblos con más encanto de las Muntanyes de Prades y de la comarca de la Conca de Barberà.

A lo lago de la excursión pasarás el Refugi dels Cogullons y la Taula dels Quatre Batlles. ¡Vamos, si no te animas, que no sea porque no hay puntos de interés!

Ficha técnica de la Mola d'Estat

Dificultad técnica

La ida a la Mola d’Estat se lleva a cabo por senderos anchos. Se estrecha a su paso por al Refugi de Els Cogullons. No es nada de lo que debas preocuparte.

Una vez que estés en Les Tres Creus, vigila dónde pones el pie. Las vistas son preciosas, pero están rodeadas por un precipicio que te pondrá los pelos de punta.

Las complicaciones están en el camino de vuelta. Si antes habías caminado por caminos amplios, ahora lo harás por sendas estrechas de pendiente pronunciada.

Lo más difícil está después justo después del refugio. En un kilómetro, bajarás 187 metros. La pendiente media es del 16%. Utiliza los bastones para evitar caídas.

Dificultad física

Es una ruta de dificultad moderada, rozando lo exigente. A mí no me pareció especialmente difícil gracias a que los 396 metros de desnivel están muy repartidos.

La longitud quizá eche para atrás a muchas personas, pues son 14 kilómetros. Sin embargo, ése es el precio que pagar por evitar subir pendientes pronunciadas.  

En la Mola d’Estat entra en juego el factor psicológico. Cuando crees que estás cerca del final, descubres que todavía toca subir otra vez, aunque pocos metros.

Los bastones no son estrictamente necesarios, pero te serán de ayuda en las pocas pendientes en las que hay que prestar atención. ¡Queda a tu elección!

Taula dels Quatre Battles de la Mola d'Estat
Taula dels Quatre Battles

Cómo llegar al pueblo de Rojals

Ve hasta el interior de Montblanc por la C-14. En la primera rotonda del municipio está bien indicado cómo llegar a Rojals. Toma la T-7042 hasta llegar al pueblo.

Ya en Rojals, entra a la población con el coche a través del Carrer Major. El aparcamiento es amplio y está en las afueras, justo al lado del principio del camino.

Cómo llegar a la Mola d’Estat

Toma el sendero indicado en el aparcamiento. Pocos minutos después encontrarás una bifurcación. Sigue por la derecha, el camino de vuelta es el de la izquierda.

Sigue por esta pista hasta el Coll de La Mola, cuando tomarás el GR 171.4 a mano izquierda. Cambiarás el camino ancho por uno estrecho hasta el GR 171.

No vayas en dirección al Refugi de Els Cogullons, sino que debes ir hacia Prades. Antes de coronar la Mola d’Estat pasarás por la Taula dels Quatre Batlles.

Después de disfrutar de las vistas de Les Tres Creus, date media vuelta y vuelve por donde has venido. Ahora sí que sí, pasa junto al Refugi de Els Cogullons.

Desciende por el GR 171 por el Mas de la Baridana. Este sendero, de nuevo estrecho, te llevará a la bifurcación que viste al principio de la ruta. ¡Estarás en Rojals!

Vistas desde la Mola d'Estat
Vistas desde la Mola d'Estat

Puntos de interés de la Mola d'Estat

El pueblo de Rojals

En mi opinión es uno de los pueblos más bonitos de estas montañas. A su vez parece ser más solitario que los demás, quizá porque está apartado del Baix Camp.

Es de la edad de La Mussara, ya que aparece documentado en 1151. Llama la atención la barandilla de su iglesia de Sant Salvador, en cuyo su extremo hay 2 caras.

El vértice geodésico

En la Mola dels Quatre Termes, antes de la Mola d’Estat, encontrarás un vértice geodésico. Es de la familia del Tossal de la Baltasana de Prades y el Puig d’en Cama.

Esta construcción sirve para generar una red de triangulación gracias a los otros vértices del territorio. Si sigues mis rutas de Cimas, acabarás coleccionándolos jejeje.

La Taula dels Quatre Batlles

Es uno de los atractivos de esta ruta. La Taula dels Quatre Batlles es una mesa de situada en el punto geográfico en el que convergen cuatro términos municipales.

Me refiero a Montblanc, antiguamente Rojals, Vimbodí y Poblet, Mont-Ral y Prades. Si te fijas, verás los nombres y escudos de los municipios grabados en el monolito.

El Refugio de Els Cogullons

En las Muntanyes de Prades estamos acostumbrados a los refugios. Ahora bien, el Refugio de Els Cogullons es una rareza, empezando por su peculiar estilo.

Pertenece al Club Excursionista de Montblanc y está cerrado desde hace años. Por lo que he podido saber, solo se abre para que lo puedan usar los socios.

La Mola d’Estat y Les Tres Creus

Es el punto álgido de la ruta. La Mola d’Estat (1.127m) es, con permiso del Tossal de la Baltasana, uno de los puntos más altos de las Muntanyes de Prades.

Sabrás que estás en la cima cuando veas las tres cruces de hierro. Desde aquí, tienes una vista panorámica que abarca desde Capafonts hasta Mont-Ral.

Fotos de la ruta

El Toll Blau es una impresionante piscina natural ubicada en el pueblo Arnes y alimentada por el río de Els Estrets. Es uno de mis lugares favoritos de Els Ports.

Como si el Toll Blau no fuera suficiente por sí solo, nos encontramos que la poza está en mitad de un desfiladero precioso. Se llama igual que el propio río, Els Estrets.

A la zona de baño llegamos a través de un camino agradable y para toda la familia. Las pocas dificultades que hay pueden esquivarse sin dolores de cabeza.

Después de la ruta, podrás reponer fuerzas en el área recreativa de La Franqueta, justo donde dejaste el coche. Tiene de todo, desde merendero hasta lavabo.

¡Els Ports tienen de todo!

Si estabas buscando una ruta para disfrutar de la montaña en estado puro, El Toll Blau y Els Estrets d’Arnes son una opción ganadora. ¡Son de los lugares más visitados!

Que eso no te eche para atrás. A pesar de que es una zona conocida, no encontrarás las aglomeraciones de las que he hablado, por ejemplo, en Els Gorgs de La Febró.

¿Te animas? No importa qué mes del año sea. Es verdad que es una ruta adecuada para verano, pero en invierno hay más agua y, por lo tanto, la zona es más bonita.

Ficha técnica del Toll Blau por Els Estrets

Dificultad física

De acuerdo con la calculadora de SENDIF, esta ruta al Toll Blau por el Estrets d’Arnes es de dificultad moderada. Además, lo es por pocos puntos.

La ida es un suave descenso a través del camino que corre paralelo al río. Es un paseo agradable cuya bajada concluye en las aguas del Toll Blau.

A la vuelta recuperarás el desnivel que has perdido. Son poco más de 180 metros repartidos en 5 kilómetros, así que es una pendiente llevadera.

Dificultad técnica

La principal dificultad técnica está en cruzar el río de Els Estrets. Este cruce está bien indicado por las señales. En concreto, está en el kilómetro 3.

Hay una alternativa. En el kilómetro 1,6 puedes cambiar de orilla por un camino asfaltado. Desde ahí, sigue por la carretera hasta el Área de Lliberós.

De esta manera matas dos pájaros de un tiro. Si no cambias de orilla, caminarás por un canal con caída a mano derecha. ¡Puede impresionar a los niños!

El Toll Blau d'Arnes
El Toll Blau d'Arnes

Cómo llegar al Área de La Franqueta

Desde Horta de Sant Joan, toma la T-334 hasta su conexión con la T-333. Ve en dirección a Arnes. A escasos metros, tendrás la salida a mano izquierda.

Presta atención. La entrada se indicada con “Els Ports” y está pocos metros de la gasolinera Repsol. Tiene un carril de incorporación para mayor comodidad.

Continua hasta el área recreativa de La Franqueta. Antes, encontrarás el aparcamiento de Lliberós. Deja el coche aquí si quieres acortar el recorrido.

Esta es la opción ideal para aquellas personas que quieren eliminar del itinerario las dificultades técnicas. De la misma manera, reduce bastante la distancia.

Cómo llegar al Toll Blau por Els Estrets

Es fácil. Desde el Área de La Franqueta, cruza el puente de madera hasta el kilómetro 1,6. Aquí podrás decidir si cambias de orilla antes de tiempo.

Hagas lo que hagas, el estrecho empieza en el kilómetro 3. Sigue recto hasta el Toll Blau. Estarás en la piscina natural en apenas 1,5km. No tiene perdida.

La vuelta tampoco tiene ningún misterio ya que es por el mismo lugar. Si no has cruzado el río y has visto que podrías haberlo hecho, atrévete ahora.

Puntos de interés de la ruta

Els Estrets d'Arnes de camino al Toll Blau
Els Estrets d'Arnes de camino al Toll Blau

El Área de La Franqueta

La zona en la que hemos dejado el coche merece una mención. No es un simple aparcamiento, sino una zona recreativa equipada con todo lo necesario.

Merendero, barbacoa, lavabos y columpios son las instalaciones que dan vida al Área de La Franqueta. Está junto al río, de ahí que haya gente que se bañe.

Els Estrets d’Arnes

Cuando hablamos de Els Estrets, hablamos de un estrecho en el que a ambos lados encontramos paredes de conglomerado. ¡Te hacen sentir muy pequeño!

La presencia del agua es permanente. Esta es la razón por la que, si prestas atención, encontrarás peces en el agua. Algunos de ellos son únicos de Els Estrets.

El Toll Blau d’Arnes

El Toll Blau es la piscina natural de Els Estrets y la única zona en la que está permitido bañarse. De todas maneras, es tan grande que te molestará la gente.

Es una zona bastante frecuentada, sobre todo por la proximidad del aparcamiento de Arnes. Y, como no podía ser de otra manera, hay peces en sus aguas.

Fotos de Els Estrets y el Toll Blau d'Arnes

Visitar la Roca Foradada de Prades representa hacer una ruta fácil, corta y bonita. En pocas palabras, tiene todo lo que se le puede pedir a una excursión en familia.

Por un lado, enlaza con algunos los principales puntos de interés del pueblo: la ermita de Sant Antoni, el Llac de Prades y la Roca Foradada por un bonito paseo.

Por otro lado, puedes reponer fuerzas tanto en la ida como en la vuelta. En la ida, en los establecimientos de la plaza mayor; en la vuelta, en el merendero del lago.

Además, se puede alargar.

Si te quedas con ganas de más, puedes acercarte hasta la Ermita de Sant Roc y la Ermita de la Abellera. De esta manera, ya habrás visto todos los templos de Prades.

En el caso de que estés en la zona de vacaciones, te recomiendo explorar el cielo nocturno en busca de constelaciones, planetas y nebulosas. ¿Cómo hacerlo?

El verano de 2020 se creó el Parc Astronòmic Muntanyes de Prades, que lleva a cabo visitas guiadas. Tuve la oportunidad de probar sus actividades y me encantó.

En conclusión, ¿qué más se le puede pedir a esta visita a la Roca Foradada de la vila vermella? Anímate y descubre así el corazón de las montañas del Baix Camp.

Ficha técnica de la Roca foradada de Prades

Dificultad física

Si no me falla ahora la memoria, esta es la primera ruta de Camino con Santiago clasificada en el rango de dificultad “muy fácil”. Porque sí… ¡Está chupá!

No lo digo yo, que también, sino los amigos que me acompañaron aquel día. Mire por donde se mire, ir a la Roca Foradada de Prades es una ruta para todos.

Es lógico preguntarse si hacen falta los bastones. La experiencia me dice que no, salvo que acostumbres a utilizarlos. Además, encontrarás bancos en el recorrido.

Dificultad técnica

En este apartado añado las barreras que dificultan progresar con normalidad. En esta ocasión, poco o nada tengo que comentar, como en la Font de Llúdriga.

De no ser por que hay una cadena en el camino, el recorrido sería accesible para personas en silla de ruedas. Desconozco si hay una manera de evitarla.

El único inconveniente es la señalización. Los paneles no indican cómo llegar hasta el Llac de Prades. Por suerte, solo hay un par de bifurcaciones en la ruta.

Entorno de la Roca Foradada
Entorno de la Roca Foradada

Cómo llegar al punto de inicio

Te toca tomar una decisión. Como en la Font de la Llúdriga, puedes elegir una carretera u otra hasta Prades. Todas tienen ventajas y desventajas:

A mí me gusta ir por Cornudella del Montsant. Es una de las opciones más cortas. Aunque no son muchísimas ni muy cerradas, cuenta con que hay curvas.

Como imaginas, La Mussara hace las delicias de quienes se marean. Es la opción más corta por unos pocos kilómetros, pero tiene curvas bastante cerradas.

Si te da igual hacer kilómetros 20 kilómetros más y tardar 10 minutos más, ve hasta la Espluga de Francolí y de ahí a Prades. Es la mejor opción para evitar mareos.

Mi propuesta es que vayas por un lado y vuelvas por otro. Baja por La Mussara y así puedes visitar Els Avencs de La Febró o bañarte en Els Gorgs de La Febró.

¿Dónde aparcar?

Saliendo del pueblo por la Carretera de La Espluga, encontrarás 2 zonas de aparcamiento. Yo dejo el coche en ellas. De esta manera, visito Prades primero.

Cómo llegar a la Roca Forada

Ve hasta la Ermita de Sant Antoni, que está prácticamente en el núcleo de población de Prades. Después, sigue por esta calle y, en el cruce, gira a mano izquierda.

Estarás yendo por el Carrer de Jaume Huguet. En la próxima curva, encontrarás una señal cuyo panel indica el camino a la Ermita de Sant Roc. Ignora este sendero.

Pocos metros después surge una pista forestal con una cadena y un panel de señalización. Como verás, ahora sí está indicado el camino a la Roca Foradada.

Es imposible perderse a partir de aquí. Si prestas atención, a mano derecha verás que surge otro camino. No vayas por él, pues conduce a la Ermita de Sant Roc.

Una vez que estés en el Llac de Prades, la Roca Foradada queda al lado. Está un poco tapada por la vegetación. Lo más probable es que no la veas a la primera.

Puntos de interés de Roca Foradada

Camino de Roca Foradada de Prades
Camino de la Roca Foradada de Prades

La Ermita de Sant Antoni

Es una de las tres ermitas de Prades y la única que visitaremos en esta ocasión. De la misma manera que la de Sant Roc, es una construcción muy sencilla.

Se cree que su origen es del 13 de junio de 16861. Fue construida en honor a Sant Antoni de Pàdua, quien supuestamente evitó una plaga de langostas.

El Llac de Prades

El Lago de Prades es un pequeño embalse alimentado por el río Prades. Es una zona fresca y agradable que cuenta con un merendero y su propia fuente.

Llegar hasta aquí es muy fácil. Puedes ir y volver desde el pueblo en poco más de una hora en movimiento. De ahí que sea un lugar bastante frecuentado.

La Roca Foradada

Junto al Lago de Prades, está La Roca Foradada. Creo que es un tanto tímida, de ahí que esté escondida y pase desapercibida si no prestas demasiada atención.

Se sitúa sobre unas rocas rojas constituidas por un conglomerado que se creó hace más de 200 millones de años, en la era Mesozoica. Sí, eso es mucho tiempo.

En las Montañas de la Costa Dorada existen múltiples sitios como este. Por poner un ejemplo, a pocos kilómetros está su prima, La Roca Foradada de Capafonts.

Fotos de la ruta

Como su propio nombre indica, la Torre del Petrol es una torre cilíndrica construida durante las guerras carlistas en la cima del Puigcabrer, a 524 metros de altura.

Está en el término municipal de Picamoixons, dominando el paso natural entre el Camp de Tarragona y la Conca de Barberà. Ése era su valor estratégico.

Eso sí, estoy seguro de que ya conocías la Torre del Petrol. Es esa torre que destaca en la cima de una montaña cuando vas en dirección a Montblanc. ¡Ahí está!

Subir a lo alto del Puigcabrer tiene premio en forma de vistas panorámicas. A un lado, verás el Camp de Tarragona, al otro lado, el pueblo de La Riba y la Conca.

¿Te animas?

La Torre del Petrol, o mejor dicho Puigcabrer, forma parte del reto Els 100 Cims de la Federació d’Entitats Excursionistas de Catalunya (FEEC). ¿Cuántos llevas?

El camino no es especialmente difícil ni en lo técnico ni en lo físico. Es parecido al Puig d’en Cama: una ruta más o menos breve y agradecida por sus miradores.

Además, esta torre no es una simple torre: esconde una leyenda que muy pocas personas recuerdan. ¡Nos la contó Josep Iglésies hace 100 años!

Ficha técnica de la Torre del Petrol

Dificultad física

De acuerdo con SENDIF, la subida a la Torre del Petrol es una ruta de dificultad moderada. Estarás subiendo todo el rato, al menos hasta el kilómetro nº5.

La buena noticia es que es una pendiente asequible. Ahora bien, es recomendable la utilización de bastones. Así mantendrás el ritmo y disfrutarás de la excursión.

El recorrido no se me hizo muy pesado, entiendo que por llevar un ritmo pausado. Las vistas de la Serra de Les Guixeres te invitan a que te lo tomes con calma.

Dificultad técnica

Por una parte, es fácil perder el sendero en el camino de ida. El problema no está en que haya muchos cruces, sino en la falta de señales o indicaciones.

Esto cambia una vez que estás en la Torre del Petrol. A partir de ahí, los paneles informativos son claros y generosos. Ya no tendrás de qué preocuparte.

Por otra parte, hay un par de pendientes pronunciadas. Están concentradas en la subida y en la bajada del Puigcabrer. Utiliza los bastones para evitar caídas.

Carretera dels Moros
La Carretera del Moros

Cómo llegar al pueblo de Picamoixons

Toma la C-14 en dirección a Montblanc hasta el kilómetro nº26. A mano derecha está el enlace con la carretera T-423. Modera la velocidad o te lo pasarás.

Una vez en Picamoixons, te recomiendo aparcar en el Polideportivo. Lo encontrarás después del semáforo que hay en el interior del casco urbano, a la derecha.

Cuando hayas aparcado, deshaz la carretera hasta la entrada del pueblo. Se podría considerar que el inicio de la ruta está en el antiguo depósito de agua.

Cómo llegar a la Torre del Petrol

Esto sí que es una faena. Los senderos no están señalizados, así que conviene prestar atención. La ruta empieza en la fuente del antiguo depósito de agua.

Desde aquí, ve por el Carrer de Sant Salvador en dirección a Mas de Ràfols. Es una pista que gira a la derecha después de la masía. Ahí encontrarás el sendero.

Sigue por el camino. Se estrechará y girará a la izquierda hasta conectar con la Carretera dels Moros y el Turó del Mas del Gínjol. No tienes por qué coronarlo.

De nuevo tendrás a la vista el Puigcabrer y la Torre del Petrol. Descenderás por una pista ancha y sinuosa hasta conectar con el sendero que da acceso a la subida.

No tiene mucho misterio. Es tan breve como espectacular. En cuestión de minutos estarás en la cima. Como te decía, el camino de vuelta está bien indicado.

Ya lo verás, hay un par de alternativas para llegar a Picamoixons. Yo fui por un camino paralelo que se aparta de la ida. Lo encontrarás en el Mas del Poetó.

Puntos de interés de la Torre del Petrol

DSC00574
El camino de ida en la Serra de les Guixeres

La Serra de les Guixeres

Cuando hablamos de la Sierra de Les Guixeres, hablamos de la sierra de la que forma parte el Puigcabrer y, por lo tanto, la Torre del Petrol. ¡La tienes en la fotos!

Tendrás una buena vista de la cresta de la sierra a tu paso por el Turó del Mas del Gínjol. Además, a lo largo del camino hay numerosas cabañas de piedra seca.

La propia Torre del Petrol

La Torre del Petrol es con razón la protagonista de la ruta. La mandó construir un comandante liberal durante la tercera guerra carlista, allá por el siglo XIX.

Sí, estoy hablando de Manuel Orozco, más conocido como “el Petrol”. Le pusieron este mote porque pedía “petroli” (petróleo) cuando quería aguardiente.

Petrol combatía a los carlistas y al célebre Nen de Prades. De esta manera, la construcción hacía las veces de torre vigía y, por la noche, de telégrafo.

Josep Iglésies escribió una leyenda en la que la Torre del Petrol es el escenario de un combate. Está en su libro La terra d’en Gallarí, publicado en 1932.

La torre de La Mola de Colldejou

¿Qué hace aquí La Mola? Bueno, el parecido entre la Torre del Petrol y el Castell de La Mola es evidente. Ambas fortificaciones son de las guerras carlistas.

Mientras que tenemos poca información de la fortificación de Colldejou, sí sabemos más de la de Picamoixons: está así porque le cayó un rayo en el siglo XIX.

Fotos de la subida a Puigcabrer

El Clot del Cirer es un oasis de verdor escondido en el corazón de la Sierra del Montsant. Su belleza lo ha convertido en uno de los lugares más bonitos de la zona.

Al contrario de lo que pudiera parecer, llegar a este pedacito de paraíso no es complicado. Sólo necesitas paciencia para superar la muralla de roca del Montsant.

¡El esfuerzo vale la pena!

La sierra, que destaca por su aridez, protege una hondonada en la que la hierba crece a su antojo presidida por un nogal. Es un lugar maravilloso para recargar las pilas.

El Toll de L’Ou y la Roca Corbatera son espectaculares, sí, pero yo me declaro un enamorado del Clot del Cirer. No hay nada como tumbarse en su hierba y descansar.

De camino a él pasarás por el Piló del Senyalets, uno de los puntos más altos de la Sierra del Montsant. Además, sin pasos técnicos que pongan los pelos de punta.

¿Quién se apunta a ir al Clot del Cirer? ¡Se convertirá en tu sitio favoritos! Te cuento cómo llegar hasta el paraíso utilizado antaño por los pastores.

Ficha técnica del Clot del Cirer

Dificultad física

Casi todas las rutas del Montsant empiezan con una subida. Esta no es menos: empezarás subiendo el Grau de L’Espinós 350 metros de desnivel en 2 kilómetros.

Este paso es la parte que más esfuerzo requiere. Ármate de paciencia, utiliza los bastones y anímate. Al fin y al cabo, es una subida más o menos corta.

El otro punto a tener en cuenta es la salida del Clot del Cirer. Como es una hondonada, a la vuelta tendrás que recuperar la altura perdida en el descenso.

El resto del camino no requiere un esfuerzo físico destacable. En su lugar, deberás prestar atención por las dificultades técnicas, siendo orientarse la principal.

Dificultad técnica

Llegar al Clot del Cirer supone ascender la muralla de roca del Montsant por uno de sus graus. Una de las formas más fáciles de hacerlo es por el Grau de L’Espinós.

Justo por él existe un desvío, el de Comellar de L’Espinós. Es el canal de agua creado por la naturaleza. Para mí, es el sendero ideal en verano gracias a la sombra.

De esta manera, reduces al máximo la dificultad técnica de la ruta. Si quieres complicarte, te propongo subir por el Grau dels Barrots y su camino equipado.

Lo más importante es que sigas bien el sendero. En lo alto de la sierra, todos los caminos parecen iguales. Te recomiendo llevar el track y un mapa del Montsant.

Por cierto, antes de poner el pie en el Clot del Cirer, hay un par de metros con una bajada pronunciada. Si te impone respeto, utiliza las manos y baja por la derecha.

DSC00365
Cueva del Clot del Cirer

Cómo llegar a La Morera del Montsant

Se puede ir al Clot del Cirer desde diferentes municipios, como Ulldemolins. A mí me gusta más hacerlo desde La Morera del Montsant por el cariño que le tengo.

Si vienes de Reus o Tarragona, lo mejor es ir hasta Cornudella del Montsant desde Alforja por la C-242. Después, toma la TV-7021 hasta La Morera del Montsant.

El aparcamiento queda en la entrada, a mano derecha. Si se te han pegado las sabanas, es probable que ya esté lleno. El problema suele estar en el verano.

Cómo llegar al Clot del Cirer del Montsant

Es fácil sobre el papel. Sube a la Serra Major por el Grau de L’Espinós, tomando el desvío de Comellar de L’Espinós. Ya estarás arriba de la muralla de piedra.

Ve a la izquierda, sigue recto hasta el Piló dels Senyalets y luego alcanza el Pi del Cugat. Al lado verás la bajada que conduce hasta la hondonada del Clor del Cirer.

Una vez que hayas hecho tu visita de la zona, vuelve hasta el inicio del Grau de la Grallera. Está indicado con un poste. De hecho, ya has pasado antes por aquí.

En lugar de bajar por el Grau de L’Espinós, hazlo por la Grallera, que es bastante más fácil. Llegarás a una bifurcación. Desde aquí, ya verás La Morera del Montsant.

Puntos de interés del Clot del Cirer

DSC00327
El Piló del Senyalets

La Sierra del Montsant

La Sierra del Montsant es la impresionante muralla de roca que habrás visto desde el Coll de Alforja. Es un lugar mágico con una historia de ermitaños a sus espaldas.

A parte de la Ruta al Toll de L’Ou, hay muchísimas excursiones en la zona. Te recomiendo la Ermita de Sant Bartomeu de Fregarau o la subida a la Roca Corbatera.

El Piló dels Senyalets

El Piló del Senyalets es uno de los puntos más altos de la sierra. En él hay un vértice geodésico. Te recordará al Puig d’en Cama o a la cima del Roca Corbatera.

Poco después de él está la entrada del Clot del Cirer, cuyo acceso está al lado del Pi del Cugat. Desde aquí tendrás unas bonitas vistas de toda la Serra Major.

El Clot del Cirer

El Clot del Cirer es una hondonada oculta en el corazón del Montsant. En su interior crece la hierba en una esplanada presidida por un bonito nogal. Es un lugar increíble.

Su nombre sugiere que hay un cerezo, pero no es así. Es verdad que se intentó plantar uno en él, pero el nombre no proviene de ahí, sino de un linaje familiar.

Fotos de la Ruta al Clot del Cirer

magnifiercross linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram